Fondo

Promociones

 

Historia del Planetario de Yamay


“Una de las actividades más extrañas para mí hasta hace poco, pero que han resultado ser un gran “maridaje” con la permacultura, la construcción natural y los temas ambientales es la observación de estrellas.  Desde hace ya unos años, el planetario de Buenos Aires, más precisamente uno de los instructores del curso de observación de estrellas de allí, ha elegido Yamay para hacer sus salidas de campo al finalizar el curso.

Sin saberlo, de antemano, Yamay resultó ser un lugar ideal por la escasa (o casi nula) contaminación lumínica, lo tranquilo del entorno y lo claro del cielo, además de complementar en gran medida los intereses de los asistentes con las propuestas de Yamay.  Es emocionante poder ver a ojo desnudo (sin telescopio) la vía láctea

En palabras de Diego, nuestro amigo (e instructor experto), “…el cielo de Yamay es el mejor que hemos visto sin tener que viajar hasta San Juan, Mendoza o lugares remotos en La Pampa” y realmente es un placer recibirlos en varias de las Lunas Nuevas del año, cuando nuestro satélite natural no encandila los numerosos telescopios que traen.

Diego también nos ha acompañado en varias jornadas de voluntariado como complemento nocturno a las actividades que hacemos durante el día.  Es increíble el entusiasmo que despierta en los que observamos por primera vez un cielo abierto y limpio con un telescopio y un guía de lujo.”